Coaching Educativo

En las bases de los mejores sistemas educativos en el mundo, se encuentra un concepto que está tomando especial relevancia, se trata del Coaching Educativo, un método que deja atrás prácticas centradas en la mera acumulación de conocimientos y que apuesta por un profesorado que acompaña al alumno de forma colaborativa, estableciendo las bases para un proceso de crecimiento tanto intelectual como emocional, que parte del respeto por las propias capacidades del alumno. El coaching, por tanto, en el ámbito educativo, consiste en crear las condiciones necesarias para que se dé el aprendizaje y el crecimiento.

“No es necesario saber hacer algo para ser capaz de hacerlo. Aprendimos a caminar, correr, a ir en bicicleta y a jugar a la pelota sin que nos dieran instrucciones” John Whitmore.

“El modelo educativo en Coaching, será cooperativo, no directivo, basado en los procesos de aprender a aprender, en el que los estudiantes hacen algo más que acumular información, llevan a cabo cambios en profundidad, transformaciones que afectan tanto a sus costumbres emocionales y a sus hábitos de pensamiento, como a la capacidad de continuar creciendo” Bou Pérez

La principal premisa del coaching educativo es acompañar al alumno en la búsqueda de sus propias respuestas, siendo por tanto capaz de aprender por sí mismo. Para ello es imprescindible fomentar la Conciencia y la Responsabilidad, detectar y estimular el Potencial (capacidades/habilidades), establecer Objetivos y dar Feedback. Todo ello se sustenta inevitablemente en el Autoconocimiento por parte del docente, para poner sus propias habilidades y recursos al servicio de la labor de la enseñanza.

 

hope-house-press-127597

 

CONCIENCIA

Tomar conciencia implica obtener un conocimiento de algo a través de la reflexión, de la observación o de la interpretación de lo que uno ve, oye y siente. Una mayor conciencia permite percibir con mayor claridad. Además, la conciencia requiere autoconocimiento.

“Sólo puedo controlar aquello de lo que soy consciente. Aquello de lo que no soy consciente me controla a mí. La conciencia me capacita” John Whitmore.

La Conciencia lleva inevitablemente a la habilidad, pone de manifiesto y enfatiza los atributos únicos de cada persona, al tiempo que desarrolla la capacidad y la confianza necesarias para mejorar sin las ordenes de un tercero. Fomenta la independencia, la seguridad en uno mismo, la confianza y la responsabilidad personal.

RESPONSABILIDAD

Fomentar la responsabilidad es fomentar la capacidad de elección. La responsabilidad es el derecho de la libertad individual, entendido como la forma en que podemos elegir responder ante los hechos o circunstancias de nuestro alrededor.

La responsabilidad y el compromiso están íntimamente relacionados. Si nos encomiendan realizar una tarea y nos dicen exactamente cómo hacerla, tendremos mucha menos responsabilidad sobre ella, sobre su éxito o fracaso; si en lugar de ello, al darnos la tarea nos preguntan cómo creemos que podemos hacerla, buscando diferentes opciones o encontrando la mejor manera de realizarla, hacemos la tarea nuestra, nos responsabilizamos y nos comprometemos con ella.

POTENCIAL

El coaching Educativo se centra en el potencial de cada uno de los alumnos. Se trata de detectar y hacer aflorar el potencial, y una vez detectado, hacer que sea sostenible en el tiempo.

Fue en 1983 cuando Gardner propuso dejar de hablar de Inteligencia y considerar el término de “Inteligencias Múltiples”, así estableció la Inteligencia Auditiva-Musical, la Inteligencia Kinestésica-Corporal, la Inteligencia Visual-Espacial, la Inteligencia Verbal- Lingüística y la Inteligencia Lógico-Matemática.

Además, introdujo otros dos tipos de inteligencias, la Inteligencia Interpersonal (Capacidad para entender a las otras personas: lo que les motiva y cómo trabajar con ellos de forma cooperativa) y la Inteligencia Intrapersonal (Entendida como la capacidad de formarse un modelo ajustado de uno mismo y de ser capaz de usarlo para desenvolverse de forma eficaz en la vida).

Bajo esta perspectiva, se considera a cada persona cómo un ser único, con distintas habilidades y capacidades. No existe un solo tipo de inteligencia y cada persona posee unas características propias. Se busca, por tanto, el desarrollo del máximo potencial, la búsqueda de talento y el desarrollo de habilidades sociales y emocionales.

OBJETIVOS

El proceso de Coaching clásico parte de un objetivo al que aspira el cliente, pero que con sus herramientas y patrones actuales no consigue alcanzar.

En el Coaching Educativo, la Unión Europea recomienda promover e impulsar las competencias que, en materia de Educación, han sido recogidas en el Real Decreto 1513/06, especialmente las referidas a:

  • Competencia 1 – Comunicación Lingüística
  • Competencia 2 – Matemática
  • Competencia 3 – Conocimiento y la Interacción con el mundo físico.
  • Competencia 4- Tratamiento de la información y digital
  • Competencia 5 – Social y Ciudadana
  • Competencia 6 – Cultural y Artística
  • Competencia 7 – Aprender a Aprender
  • Competencia 8 – Autonomía e Iniciativa personal.

 

El Coaching Educativo apoya la consecución de estos objetivos en una actuación transversal a las materias educativas, basada en la transformación de las actitudes, a través de un trabajo de acompañamiento.

Posibles objetivos de procesos de Coaching con educadores serían:

  • Capacidades y potencialidades. Habilidad personal.
  • Trabajo en equipo. Empatía.
  • Establecimiento de objetivos y su seguimiento.
  • Escucha activa.
  • Manejo emocional propio y con los demás. Autoconocimiento. Creencias. Valores. Confianza. Respeto.
  • Comunicación. Resolución de conflictos.
  • Asunción de responsabilidad. Autonomía.
  • Trabajar la Percepción. Cambios de visión.
  • Motivación. Esfuerzo. Organización.
  • Planificación de acciones. Afrontamiento. Exposición.

 

FEEDBACK

El Feedback es esa acción que realizamos cuando reconocemos algo en el otro. Es una manera de reconocer a la otra persona, pero no sólo como algo implícito que se da por hecho, sino diciéndolo explícitamente. Por ello, dar un buen feedback es fundamental y puede establecer un punto de mejora en cuanto a capacidades o comportamientos, pero siempre desde la aceptación incondicional y con respeto.

¿Cómo se da un buen feedback?

  • Haciendo alusión a los comportamientos. Cada vez que iniciamos un feedback usando la frase “Eres …”, estamos de alguna forma estableciendo y delimitando la identidad de la persona, con lo cual, estamos introyectando creencias, que a la larga pueden incluso repercutir en sus actuaciones futuras. La forma adecuada de establecer un feedback constructivo es hacer alusión a los comportamientos o conductas, sería algo así como “Te has comportado …”, de ésta forma, respetamos la identidad de la persona y establecemos como marco para el cambio, la conducta.
  • Propiciando acciones de mejora. Se trata de acompañar al alumno en la toma de decisiones acerca de aquellas acciones que generarán el cambio deseado. El docente acompañará al alumno en la toma de conciencia acerca de su propia responsabilidad en su proceso de cambio y también en la asimilación de los cambios en hábitos y conductas.

 

AUTOCONOCIMIENTO

La misión del profesorado y los resultados de su trabajo toman hoy en día una especial relevancia, es a través del autoconocimiento como el docente encuentra la clave para el buen funcionamiento en el aula. El coaching proporciona al docente las herramientas para conocer y poner de manifiesto sus competencias, conductas, habilidades y actitudes, y le aporta una mayor calidad de vida referida a todas las áreas de su vida, en especial acerca de su dedicación en el aula. El objetivo principal, se centra en sacar el máximo partido del docente de forma que, mediante un aprendizaje eficaz, pueda obtener el máximo rendimiento en su trabajo y una mayor capacidad de liderazgo entre sus alumnos.

 

Nuria Garrido

Coach Personal y Profesional